EN ESENCIA; EL BIEN COMÚN

 · noviembre 22, 2020 1:07 pm

Permítanme dar inicio con esto que escribí hace un tiempo ya.

 

Es tiempo.

 

 

No te agotes luchando contra el mal.

google-news-Ecatepec

Cánsate haciendo el bien y el mal se ira.

 

Contra el amor no hay nada,

el amor y el bien lo vencen todo.

 

Que las cosas cambien para bien, nunca para mal.

Jamás con odio y rencor.

 

No podemos desear cambiar la situación actual,

utilizando las mismas armas que nos han dañado.

 

Nuestras armas son las que encumbraron

los más altos derechos de la humanidad.

 

Nuestras armas son las que forjan a una madre,

las que animan cada día a un amigo,

las que alientan a un hermano.

 

Es tiempo de luchar sí, pero con los valores que hace tiempo ya,

arrojamos al cajón de los recuerdos y olvidamos con descuido.

 

Es tiempo de tomar la razón y la verdad,

de ser honestos, de amar y sonreír.

 

Es tiempo de hacer a un lado la mentira,

de arrojar semillas de razón.

 

Es tiempo de luchar, pero con justicia y con verdad.

Con amor y con lealtad, deseando obsequiar al mundo

un canto de libertad.

 

Si tienes hijos, si tienes familia,

Si tienes motivos suficientes para vivir;

entonces busca la paz.

 

Si no tuvieras los motivos suficientes, deja entonces

que Dios te muestre el camino.

 

Cerremos el círculo,

caminemos juntos la siguiente milla hasta llegar.

 

 

Del bien común:

 

 

El bien común es una antigua noción filosófica, que usada en el presente, busca expresar el bien que requieren las personas en cuanto forman parte de una comunidad y el bien de la comunidad en cuanto esta se encuentra formada por personas.

Te recomendamos  Advierten sobre aumento de alergias en primavera

 

—Antoine de SaintExupéry decía que:

 

“Ser hombre significa ser responsable. Implica sentirnos avergonzados al ver la pena que alguien no se merece. Implica sentirnos orgullosos por el triunfo de nuestros compañeros. Es, en cierta forma, saber que, al colocar nuestra propia piedra, estamos contribuyendo a la construcción del mundo.”.

 

En términos generales, podríamos enunciar cada uno de los valores, tanto individuales como sociales y descubrir que el ejercicio de cada uno de ellos, recíprocamente, causarán un bien tanto personal como común, lo importante será entonces, asumir el beneficio de practicarlos y vivirlos día con día.

 

Ahora bien, cada uno de los valores son formativos, suman, jamás restan, añaden en forma proactiva riqueza a nuestra vida y le dan un atractivo especial, al llenar nuestra vida de valores, el corazón acumula buenos tesoros, mismos que nos harán resplandecer en medio de la oscuridad.

 

Cada uno de los valores aporta al bien común, ya que, en una labor conjunta, al formar mejores individuos, por ende, crea una mejor sociedad, lejos de la utopía, una realidad posible de alcanzar; si acaso los protagonistas de esta gran trama decidimos participar como actores de cambio.

 

Un camino bien trazado, nos permite visualizar objetivamente el alcance de nuestros anhelos.

 

Definir un mismo rumbo como sociedad, lograr con respeto, unidad, responsabilidad, honestidad y verdad, alcanzar el bien común: justicia, equidad, tolerancia y paz.

 

El rey David decía lo siguiente:

“Confía en el SEÑOR, y haz el bien; habita en la tierra, y cultiva la fidelidad.”

“Apártate del mal y haz el bien, busca la paz y síguela.”

Te recomendamos  Entregan 6 mil anteojos gratuitos a habitantes de Ecatepec

 

El rey Salomón por su parte decía:

“No niegues el bien a quien se le debe, cuando esté en tu mano el hacerlo.”

 

Finalmente, El apóstol Pablo decía también:

“Así que entonces, hagamos bien a todos según tengamos oportunidad, y especialmente a los de la familia de la fe.”

 

En cada caso la enseñanza es la siguiente: La practica del bien común, es una oportunidad de honrar nuestro paso por este hermoso mundo, ser parte verdaderamente de una visión universal, no tratar de avanzar por la vida solitariamente sino más bien tener la gracia de compartir de unificar fuerzas, esperanza y fe con nuestros semejantes, en espera de un nuevo día y de más puertas abiertas, así como muchos nuevos caminos por andar.

 

 

Muchas gracias.

 


Te recomendamos