La entidad mexiquense seguirá el semáforo establecido por el gobierno federal y dividirá su territorio en cuatro zonas diferentes que seguirán su propia dinámica

El gobernador del Estado de México, Alfredo del Mazo, presentó este martes el “Plan de Regreso Seguro” en el que se detallan las medidas que se seguirán en la entidad una vez que comience el reinicio de actividades tras la epidemia de coronavirus que todavía afecta al país.

Para retomar las actividades, el estado será dividido en cuatro grandes regiones, que tienen su propia dinámica: el Valle de México, con 59 municipios conurbados con la Ciudad de México; el Valle de Toluca, con 22 municipios; y el norte y sur de la entidad, con 16 y 28 municipios respectivamente.

“Por su movilidad, conectividad, actividades e infraestuctura, la pandemia se comporta de manera distinta en cada región.

El regreso a las actividades debe ser acorde a las características de cada una de las regiones”, especificó Del Mazo en su discurso.

Las etapas de riesgo en la entidad, detalló el gobernador, se harán con base en el semáforo de alerta epidemiológica que dio a conocer la semana pasada el gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

Semaforo incluye cuatro colores: rojo, naranja, amarillo y verde.

“Cuando está en rojo, se trata del punto máximo de contagio, solamente podrán realizarse las actividades esenciales. Recordemos que hoy estamos en semáforo rojo y debemos haciendo todo el esfuerzo posible por permanecer en casa. Cuidemos todos de todos”, comentó el priísta.

El gobernador mexiquense indicó que, en caso de que avance al color naranja, se mantiene el alto riesgo. Sólo algunas actividades no esenciales podrán retomar sus labores.

Las industrias manufactureras, los comercios, los lugares de venta de alimentos, hospedajes y centros y plazas comerciales, todos ellos con un aforo máximo del 30 por ciento.

En el color amarillo, la fase riesgo intermedio, las actividades de servicios profesionales, de mantenimiento, los talleres mecánicos, los salones de belleza, las lavanderías y los servicios al público general que no sean de entretenimiento podrán funcionar con un aforo máximo del 60%, al igual que las mencionadas en el color anterior.

El color verde, el último del semáforo, permitirá la apertura de todas las actividades, incluidas las de entretenimiento y convivencia social. Sin embargo, Del Mazo recordó que todas las actividades deberán hacerse con sana distancia y con las medidas de higiene que se han ocupado hasta ahora, como el uso de cubrebocas.

“El regreso a las actividades será regional, por etapas, ordenado y pensando en el empleo y la economía familiar. Los municipios del Valle de México se coordinarán con la Ciudad de México”, destacó.

Gracias al esfuerzo de todos hemos podido prepararnos mejor y salvar más vidas

CHECA ESTO:

La UNAM ya hace la mascarilla N95 en México

Facebook Comments.