OK
Noticias

Los cuatro acumuladores compulsivos más impactantes de la historia

Noticias Ecatepec Estado de Mexico bACKROUND

Las personas que padecen este trastorno, no pueden evitar acumular objetos que tal vez ya no utilizarán jamás, desarrollando una dificultad para desprenderse de estos.

Normalmente llegan a acumular miles y miles de objetos, convirtiendo su hogar en una especie de bodega o basurero, poniendo en riesgo su salud e incluso su vida y la de sus seres queridos.

Este trastorno ha sido motivo de series y hasta películas, a continuación te mostramos cuatro casos que han impactado en la historia.

Homer y Langley Collyer

Estos hermanos inspiraron una película y se convirtieron en unos de los más famosos, sus nombres eran Homer y Langley Collyer y vivieron en Manhatan hasta 1920, cuando atravesaron la pérdida de su familia cercana y comenzaron a acumular objetos con valor sentimental.

Lo impactante de su caso es que su muerte fue notada después de quejas de los vecinos, quienes reportaron a las autoridades un terrible olor. Homer Collyer fue encontrado muerto entre toneladas de basura y su hermano Langley quien murió también en esa casa, fue encontrado luego de semanas de búsqueda, su cadáver había sido roído por las ratas.

Edmund Trebus

La obsesión de este hombre polaco comenzó cuando decidió en recoger los objetos que botaban sus vecinos, debido a que regresaba de la guerra y tuvo que vivir en una casa destartalada en Crouch End, Londres. Su problema le provocó problemas con el gobierno porque su casa parecía un completo basurero e incluso el municipio asistía a su casa a intentar limpiar sin lograrlo, pero además de eso era un gran coleccionista, cruzando la delgada linea entre acumulador y coleccionador.

Las hermanas Bouvier

Pertenecientes a la alta sociedad durante los 70, las hermanas fueron participantes de documentales gracias a que su casa era un completo desastre. Ambas vivían en una enorme mansión y el Consejo de Salud del Condado de Suffolk descubrió montones de basura en medio de desechos humanos y animales.

Al rededor de 28 cuartos de la mansión eran ocupados por animales.

Bettina Grossman

Conocida por ser la mujer que vivió en el hotel Chelsea, habitación 503. Comenzó a crear compulsivamente obras de arte en las paredes del hotel, volviéndose famoso e incluso pagando la renta con la venta de sus pinturas. Se dice que el cineasta Sam Basset fue quien le dio la idea de mostrar sus creaciones y la ayudó a construir estantes para hacer una exposición, en el año 2007 se realizó un documental de su vida.

Más información en https://ayojon.mx

Source: Ay Ojon

Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

Most Popular

To Top