X
Lo más

PRESIDENTE DE CHINA LLEGA A HONG KONG

PRESIDENTE DE CHINA LLEGA A HONG KONG

Resultado de imagen para xi jinping

 

PARA ENTENDER LA NOTA:

Cuando China recuperó Hong Kong en 1997 tras 155 años de ocupación británica, se comprometió a respetar su sistema capitalista y sus costumbres, como las carreras de caballos o las discotecas. Pragmático, Pekín se sacó de la manga las fórmulas de «un país, dos sistemas» y «alto nivel de autonomía» para no espantar a los hongkoneses, temerosos de perder su hegemonía como centro financiero y comercial de Asia bajo un régimen comunista. Con el tiempo, el proceso fue más bien al revés. Apoyada en buena medida por los bancos y magnates de Hong Kong, China abrió su economía al capitalismo mientras se modernizaba a marchas forzadas.

REDACCIÓN-NE

Xi Jinping llegó este jueves a Hong Kong, por primera vez como presidente chino, con motivo del vigésimo aniversario de la retrocesión de la ciudad, en la actualidad muy dividida respecto a la influencia de Pekín.

Hace 20 años la Union Jack dejó de ondear, bajo la mirada del príncipe Carlos de Inglaterra y del ex primer ministro británico, Tony Blair, en lo que fuera una colonia británica desde 1841.

Dos décadas después algunos hongkoneses consideran que China está reforzando su influencia política, haciendo caso omiso del famoso principio “Un país, dos sistemas” que rigió en la retrocesión. Esta máxima garantiza a Hong Kong, en teoría hasta 2047, un régimen de libertades desconocidas en la China continental.

Esta es la primera visita de Xi Jinping a Hong Kong desde que asumió el poder en 2013. El avión presidencial aterrizó poco después del mediodía (04H00 GMT) en el aeropuerto Chek Lap Hok.

Al bajar del aparato fueron recibidos con una fanfarria y niños que agitaban banderas.

“Después de nueve años, aquí estoy de nuevo, pisando el suelo de Hong Kong. Me siento muy feliz. Hong Kong siempre ha tenido un sitio en mi corazón”, declaró el presidente chino en un breve discurso sobre la pista de aterrizaje.

La visita del dirigente chino durará tres días y se desarrollará en medio de un enorme dispositivo de seguridad.

En las calles cercanas al centro de convenciones, un gigantesco edificio situado frente al mar de la isla de Hong Kong, donde tendrán lugar algunos de los acontecimientos programados por la efeméride, se colocaron imponentes barreras de seguridad llenas de agua el miércoles, imposibles de mover por eventuales manifestantes.

– Detenciones –

La policía anunció que tomaría “medidas de seguridad de contraterrorismo” para asegurar la protección del presidente chino.

Los manifestantes hostiles a la influencia de Pekín sobre Hong Kong prometieron que alzarían la voz, pero es probable que sean mantenidos muy lejos de los oídos de Xi.

El miércoles por la noche el estudiante Joshua Wong y el joven diputado Nathan Law, dos figuras del movimiento pro democrático de 2014, fueron detenidos por “disturbios al orden público” debido a una manifestación cerca del centro de convenciones.

Una veintena de militantes permanecían el jueves en detención en una comisaría delante de la cual se juntaron varios de sus allegados para exigir su liberación.

“Quieren impedir que gente como Joshua Wong y Nathan Law baje a las calles”, denunció uno de ellos, Derek Lam.

La visita de Xi Jinping finalizará el sábado con la investidura de la nueva jefa del ejecutivo local, Carrie Lam.

La ciudad del delta del río de las Perlas goza desde hace 20 años, sobre el papel, de unos privilegios únicos en comparación con el continente, como la libertad de expresión, un sistema judicial independiente o una dosis de sufragio universal en la elección de su órgano legislativo.

– Lacaya de Pekín –

Sin embargo, varios incidentes reforzaron los temores respecto a la actitud de China, especialmente la “desaparición” en 2015 de cinco libreros conocidos por publicar obras salaces sobre los dirigentes chinos. Poco después, aparecieron en el continente.

Además, algunos diputados independentistas fueron descalificados el pasado otoño.

Un movimiento radical favorable a la autodeterminación, o incluso la independencia, emergió en Hong Kong tras el fracaso, en 2014, del “Movimiento de los paraguas”. Esta inmensa movilización de militantes que pedían más democracia paralizó durante semanas la ciudad.

Las autoridades chinas y hongkonesas se encargan de que el estatus especial de la ciudad permanezca intacto. Y Pekín siempre ha reaccionado con firmeza ante cualquier discurso independentista.

Carrie Lam prometió que obraría para favorecer la reconciliación de la sociedad hongkonesa. Pero, antes incluso de su investidura, gran parte de la población ya la considera una lacaya de Pekín.

Fue nombrada a finales de marzo, como sus predecesores, por un comité electoral favorable a Pekín, tras vencer al exministro de Finanzas John Tsang quien, sin embargo, lideraba los sondeos.

Facebook Comments
Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

Popular

To Top