Foto: EspecialGabriela, una de las “Goteras VIP”, estudió enfermería y hasta hace menos de un año trabajaba en un consultorio médico de una empresa en Cuautla, donde ganaba menos de 10 mil pesos al mes. Su suerte cambió de la noche a la mañana, pues sus amigos recuerdan que dejó de viajar en combi y taxi para desplazarse en una camioneta Ford, que ahora se sabe tenía reporte de robo.“Le verdad yo creí que era escort porque nos preguntábamos de dónde tanta lana, hace poco se fue a vivir a la Ciudad de México y en sus redes subía fotos de antros en Polanco con botellas de Moet en la mesa”, dijo a El Gráfico una persona que la conoció.#LadyAntro. Su salida de Cuautla coincidió con un escándalo en Facebook, donde se ganó el mote de #LadyAntro y que la llevó a cerrar su cuenta.Y es que Gabriela, quien vivía en Amilcingo y solía visitar el SUC y Beerah, en Cuautla, criticó a las jóvenes que acudían a los bares vestidas con tenis, algo que ni en sueños ella haría. Sus amigos recuerdan que poco después de ese escándalo les dijo que en la empresa en la que estaba la había mandado a la CDMX con el mismo puesto, pero ganando más. La dejaron de ver de manera regular. Sólo algunos fines de semana regresaba a Cuautla a visitar a su familia y amigos, quienes no sospechaban que formaba parte de una banda, que a través de la red social Tinder presuntamente contactaba a jóvenes de clase media alta, a los que citaban en bares de la delegación Miguel Hidalgo. Ahí, después de convivir por unas horas, los convencían de ir a sus departamentos, donde los drogaban con gotas oftálmicas que les ponían a su bebida. Al quedar inconscientes, aprovechaban para robar sus pertenencias y huir. Gabriela, de 24 años, así como otras dos mujeres y un hombre ya fueron presentados ante un juez y en las próximas horas podría ser vinculada a proceso. Aún buscan a otra integrante de esta banda. leer más
Source: El Gráfico

COMENTARIOS :D

COMENTARIOS :D

Loading...