Su nombre es Risako Kawai y ha pasado a la historia de los Juegos Olímpicos, no sólo por haber ganado una medalla de oro, sino por su efusiva manera de celebrar su victoria. Después de ganarle a Marya Mamashuk, su contrincante bielorrusa, su entrenador se acercó para felicitarla y ella lo derribó sobre la lona dos veces, antes de alzarlo para festejar con la bandera de Japón.

Así fue la primera llave que le aplicó Risako a Kazuhito Sakae, su entrenador.

Antes de que Kazuhito se recuperara, la luchadora lo sorprendió con este “amistoso” gesto:

Por último, lo levantó sobre sus hombros:

Mira a continuación el video completo:

Medalla de oro para el mejor festejo.

————–
Si deseas ver el contenido completo o mas dale click en el enlace de abajo.
Post y Contenido Original de : UPSOCL
Esta luchadora japonesa celebró su victoria propinándole una gran paliza a su sonriente entrenador
—————–

Facebook Comments.