Existen dos tipos de personas, aquellos que desean una vida fácil, y los que, en vez, prefieren conseguir la fuerza para tener éxito en una difícil. A simple vista, podría parecer que la primera opción es equivocada y la segunda, correcta. Sin embargo, no está demás hacernos la pregunta, ¿seré más o menos feliz llevando una vida fácil? Y por el contrario, ¿me será más conveniente llevar una vida difícil teniendo la fuerza para sobrellevarla y llegar airoso a la meta? Si el objetivo en la vida es conocerse a uno mismo y estar consciente de lo que ocurre con nosotros, entonces claramente la segunda opción cobra más sentido. Si, en cambio, nuestra misión es vivir de manera placentera, entonces, al menos, decidir entre una de las dos posibilidades, no se vuelve tan simple como parece.

hombre cerebro
elperiodicodeutah.com

Según lo explican los psicólogos Julian Rotter y Philip Zimbardo, las personas que prefieren una vida fácil en la que el sacrificio y la postergación del placer no están dentro de las prioridades, mantienen un foco de control externo, es decir, apuntan al destino, a la suerte, y a fuerzas ajenas, como las responsables de lo que ocurra en sus vidas.

Las personas que, en vez de una vida fácil, eligen la fortaleza para sobrellevar las dificultades que se presenten en el camino, mantienen un foco de control interno, en el cual ellos son protagonistas de lo que les ocurre, ellos mantienen el poder y de ellos depende lo que pase o no pase. ¿Parece mucho más enriquecedor vivir así o no? Y, tal vez, desde la palabra, elegiríamos esta opción como estilo de vida. Pero en la práctica, ¿Somos realmente los gobernadores y protagonistas?

Aunque la respuesta muchas veces parezca evidente, repetirse la pregunta constantemente nunca está demás.

————–
Si deseas ver el contenido completo o mas dale click en el enlace de abajo.
Post y Contenido Original de : UPSOCL
Dos preguntas clave que te harán replantearte la vida. ¿Cuál es tu respuesta?
—————–

Facebook Comments.