Categorías: Entretenimiento

10 divertidas y VERDADERAS razones por las que la licencia de maternidad no son unas vacaciones

Joelle Wisler es una bloguera y madre que escribe sobre temas de maternidad para diferentes medios importantes de Estados Unidos. Uno de sus más populares textos hace referencia a la licencia de maternidad o postnatal que obtienen las madres tras un embarazo. En algunos países esta normado por ley pero en otros no tanto y parte de su texto explica por qué es necesario que exista y por qué NUNCA no hay que compararlo con unas vacaciones.

Estas son sus divertidas 9 razones:

1. El sueño

Vacaciones: Despertar de forma natural con el sol alto en el cielo y la sonrisa somnolienta de tu pareja. Pasar una mañana tranquila decidir qué auto-indulgente cosa puedes hacer ese día.

NO vacaciones: Despertar cada una a tres horas para alimentar a un bebé piraña con el poder aspirante de una V6 Dyson [marca de aspiradora]. Gemir al verte destrozada en el espejo del baño y pensar que podrías morir pronto si no llegas a cerrar los ojos.


2. Los senos

Vacaciones: Tus senos son felices de vacaciones. Parte de ellos pueden incluso llegar a ver el sol mientras te acuestas en la arena caliente, protegiéndote los ojos con una mano, mirando por encima de tus tetas felices cubiertas por un traje de baño, hacia el precioso horizonte.

NO vacaciones: Tus senos están muy, muy tristes en la licencia de maternidad, sin importar si decides amamantar o no. Están hinchados, adoloridos, agrietadas, adoloridos y débiles y adoloridos. Y si te da mastitis (lo cual tuve dos veces ), bueno, entonces tienes que colocar a ese bebé piraña tu seno infectado, rojo, como de un show de terror, una vez más.


3. Los tragos

Vacaciones: Lo que quieras, siempre que lo desees.

NO vacaciones: Una porción de agua del tamaño de una bañera cada día para que seas capaz de producir suficiente leche para mantener a tu bebé vivo. Nunca querrás ver agua de nuevo.


4. La compañía

Vacaciones: Ojalá una pareja o amigos que están tan felices como tú de estar ahí.

NO vacaciones: Un pequeño y llorón bebé que aún no está muy seguro sobre su existencia en el planeta Tierra.


5. El paisaje

Vacaciones: Puedes caminar por ahí diciendo cosas como: “¡No puedo creer que estoy aquí!”.

NO vacaciones: También caminas diciendo: “!No puedo creer que estoy aquí!”, pero es probable que sea porque estás llorando porque “aquí” es tu habitación y no te has podido mover de ahí en todo el día. Y estás muerta de hambre y frío y el bebé está despierto otra vez, y ya ni siquiera estás segura de que todavía exista la vida inteligente.


6. Las funciones corporales

Vacaciones: Lidiar contigo mismo, eso es todo.

NO vacaciones: Es lidiar con tu cuerpo, pero es más o menos como mantener el cuidado de un ser alienígena aterrador que nunca has visto antes

. También te debes ocupar del cuerpo de un nuevo bebé que a menudo ni siquiera sabe cómo comer, digerir o expulsar los alimentos sin que sea un gran evento que altera su vida.

7. Las emociones

Vacaciones: Lo más probable es que estés muy feliz. Puedes derramar una lágrima al regresar.

NO vacaciones: Es probable que llores durante tres horas seguidas, mientras haces la limpieza de tu casa en un día de obsesión alborotada mientras tu pareja te mira impotente, preguntándose si estás bien. Y no, no estás bien. No estás nada de bien y puede que nunca estés bien otra vez.


8. La imagen de uno mismo

Vacaciones: ¿Quién sabe? ¿A quien le importa? Estás de vacaciones.

NO vacaciones: Recuerdo volverme loca con la señora de la tienda de ropa de maternidad porque ya había tenido el bebé y no quería estar sintiéndome como Moby Dick nunca más. Y luego procedí a comprar la camiseta más cara, extra grande que tenían y me negué a usar cualquier otra cosa por las siguientes 12 semanas.


9. La comida

Vacaciones: Comida deliciosa junto a deliciosas bebidas.

NO vacaciones: Ni siquiera sabes dónde está la cocina. Y tienes miedo de comer cosas normales, como brócoli y tarta de chocolate, porque el bebé no ha probado nunca esas cosas y si tiene un dolor de barriga, es otra noche sin dormir. Si el bebé empieza a llorar te cuestionas todo: productos lácteos, cafeína, cítricos, maní, trigo. Es lo contrario de divertirse.


10. El sexo

Vacaciones: Sí, por favor.

NO vacaciones: Si te acercas a mí, es muy probable que te castre yo misma.

Los bebés son maravillosos en su manera dulce, suave de recién nacidos, pero definitivamente no son vacaciones. Vamos a ponernos de acuerdo en eso.

¿Estás de acuerdo con lo que escribe?

————–
Si deseas ver el contenido completo o mas dale click en el enlace de abajo.
Post y Contenido Original de : UPSOCL
10 divertidas y VERDADERAS razones por las que la licencia de maternidad no son unas vacaciones
—————–

Noticias Ecatepec

Entradas recientes

‘Amor a primera vista’: la primera pista del romance entre Belinda y Christian Nodal

Ahora que se dio a conocer el romance entre Christian Nodal, de 21 años, y Belinda, de…

11 mins hace

Eduardo Verástegui muestra apoyo a Trump y así le va en redes

El actor Eduardo Verástegui generó ataques y críticas por un controvertido mensaje en Twitter, donde mostró su respaldo al presidente…

1 hora hace

México supera las 51 mil muertes por COVID-19

La Secretaría de Salud informó este viernes que en el país se registra 51 mil…

2 horas hace

Cinco mitos de la cerveza hoy en el día internacional de esta bebida

Este Día Internacional de la Cerveza 2020, celebra como se debe a esta famosa bebida. Luis…

5 horas hace

Boletos de cine podrían encarecer después de la pandemia

Boletos de cine podrían encarecer por la crisis de la pandemia De acuerdo con Adam…

5 horas hace

Empresarios del Edomex buscan prohibir vapeadores en establecimientos

A pesar que la incidencia de uso de vapeadores o cigarros electrónicos que se detecto…

6 horas hace