Este impuesto al refresco te hará bajar de peso

Para aumentar la recaudación, y de paso, combatir la obesidad, el gobierno federal busca aumentar el impuesto a refrescos, Impuesto sobre Producción y Servicios (IEPS).

Con esto busca hacerse de 1,994.6 millones de pesos más el próximo año, según la iniciativa de Ley de Ingresos 2020.

La propuesta, presentada al Congreso este domingo, señala que esta medida fortalece “la atención de la problemática de sobrepeso y obesidad” y busca que a partir del 1 de enero de 2020 la cuota aplicable sea de 1.27 por litro.

Actualmente el impuesto por litro es de 1.17 pesos, la cual se actualizó por última vez en enero de 2018, cuando era de 1.00 peso.

VE ESTO: Ex consejero jurídico de Peña Nieto compró un perro más caro que un Ferrari

La Ley del IEPS establece un impuesto aplicable a las bebidas saborizadas, así como a los concentrados, polvos, jarabes, esencias o extractos de sabores, que al diluirse permitan obtener bebidas dulces; y jarabes o concentrados para preparar bebidas saborizadas importadas o enajenadas.

La iniciativa también busca que la mecánica de actualización sea cada año, como sucede con las demás cuotas que se establecen en la Ley del IEPS.

Actualmente el impuesto se actualiza solo cuando “el incremento porcentual acumulado del Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC), desde el mes en que se actualizó por última vez o desde el mes de noviembre previo a la entrada en vigor del impuesto, exceda de 10 puntos porcentuales”, según el artículo 17-A del Código Fiscal de la Federación.

Buscan evitar ‘trampa’ en bebidas energizantes

En 2014, el Congreso aprobó gravar con el IEPS las bebidas con azúcares añadidos con el fin de desalentar el consumo de productos que causan obesidad y sobrepeso.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2018 (ENSANUT 2018), padece obesidad y sobrepeso el 32.1% de los menores de 5 a 11 años y el 73% de los adultos de 20 años en adelante.

En la Ley de Ingresos, el gobierno federal propone también modificar la definición de bebidas energetizantes pues ésta ha impactado en la cantidad de impuestos recaudados.

Hacienda explica que actualmente el artículo 3 de la Ley del IEPS define como bebida energetizante a aquellas “no alcohólicas adicionadas con la mezcla de cafeína en cantidades superiores a 20 miligramos por cada cien mililitros de producto y taurina o glucoronolactona o tiamina y/o cualquier otra sustancia que produzca efectos estimulantes similares”.

Hacienda señala que por esto la recaudación se ha reducido considerablemente al pasar de 109.5 millones de pesos en 2011 a 8.02 millones de pesos en 2018.

La modificación con la que el gobierno busca combatir esta ‘trampa’ es eliminando la referencia a la cantidad de miligramos de cafeína por cada cien mililitros de producto y que se considere como bebida energetizante a todas las que “contengan una mezcla de cafeína y taurina o glucoronolactona o tiamina y/o cualquier otra sustancia que produzca efectos estimulantes similares.

El Congreso aprobó el IEPS en 2011 para desincentivar el consumo de estas bebidas por tener efectos dañinos para la salud como son:  intoxicación, dolor de cabeza, agitación psicomotora, hipertensión arterial, taquicardias, hiperactividad, nerviosismo y vómito, entre otras.

Cuando estas bebidas se mezclan con alcohol se afecta directamente al sistema cardiovascular y nervioso.

CHECA ESTO:

De a $25,000 mil el nuevo iPhone ¿Quien se apunta?