4 de cada 10 pesos del NAIM son “irregulares”

Whatsapp_Ecatepec
La Auditoría Superior de la Federación (ASF) halló irregularidades por 2 mil 509 millones 074 mil 474.78 pesos en las obras de construcción del NAIM, de acuerdo con la segunda entrega de la Cuenta Pública de 2018.

El aeropuerto que sería construido en Texcoco ya fue cancelado y sin embargo, año con año desde el inicio de su construcción en 2014, la ASF detectó “probables daños al erario público federal”. Sólo en junio pasado, durante la primera entrega de la Cuenta Pública del último año de gobierno del ex Presidente Enrique Peña Nieto, la Auditoría informó el hallazgo de irregularidades por 44 millones 128 mil 446 pesos.

De acuerdo con la segunda entrega de la ASF, cuatro de cada 10 pesos invertidos en el NAIM fueron irregulares e involucraron fallas en la gerencia del proyecto, así como inconsistencias presupuestarias en cuatro obras de la primera fase de construcción del aeropuerto, entre las que estuvieron la cimentación del Centro de Transporte Terrestre Intermodal y la limpieza, nivelación e instrumentación geotécnica de la Pista 6 del NAICM, así como la edificación de la Torre de Control de Tráfico Aéreo y del Edificio Terminal del aeropuerto.

La mayor parte (97 por ciento) de las anomalías detectadas por la ASF involucraron “pagos indebidos” o inversiones “no acreditadas” que sumaron 2 mil 433 millones 742 mil 996.31 pesos. El resto de los probables daños al erario público derivó de pagos duplicados y estimaciones irregulares en proyectos de obra pública, que en conjunto implicaron montos pendientes de aclaración por 75 millones 331 mil 478.47 pesos.

Para la ASF, en muchos casos “se advierte que el Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM) no cuenta con los controles suficientes que le permitan garantizar que los proveedores o contratistas realizaron los servicios y obras en los términos y plazos establecidos en los contratos, situación que es conveniente atender debido a que la cancelación de este proyecto debe garantizar la debida transparencia de los recursos erogados por ellos, así como que los finiquitos que en lo subsecuente se realicen, se encuentren debidamente justificados”, de acuerdo con la auditoría de cumplimiento 2018-2-09KDH-19-0419-2019 419-DE.

ANOMALÍAS EN CUATRO PROYECTOS

En abril de este año, el Presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que sí hubo corrupción en todo el proceso de construcción del NAIM. Sin embargo, en enero dio a conocer que a pesar de existir más de 103 mil denuncias en contra del aeropuerto ante la Fiscalía General de la República, las autoridades federales no habían iniciado procedimientos legales por falta de elementos o pruebas que sustenten las denuncias.

Mientras que el Gobierno federal atrae casos y exige respuesta, el cúmulo de irregularidades continúa en aumento.

El día de ayer, la ASF añadió más de 2.5 mil millones de pesos a los montos pendientes de aclaración por parte del GACM, entre ellos los presuntos daños al erario público de cuatro casos.

La construcción de la losa de cimentación del Centro de Transporte Terrestre Intermodal del NAICM implicó irregularidades presupuestarias por 132 millones 684 mil 760.57 pesos, entre “pagos indebidos” (64.9 mdp), pagos duplicados en obras (31.7 mdp) y pérdidas monetarias por estimaciones presupuestarias “inadecuadas” o “improcedentes” (36 mdp).

Entre las anomalías detectadas en este proyecto destacó el caso de la “Sub-base relleno de Tezontle”, en la que hubo excavaciones entre pilotes de menor diámetro al acordado, pero cobradas como fuera establecido en el proyecto original.

Asimismo, la ASF (auditoría 2018-2-09KDH-22-0409-2019 409-DE) detectó que las obras de cimentación a cargo del GACM incluyeron estimaciones de obra en que “se duplicó el pago del incremento del costo de los insumos de los trabajos realizados”.

En la construcción del edificio de la Torre de Control de Tráfico Aéreo, la Auditoría encontró probables daños por 122 millones 471 mil 416.83 pesos, derivado de pagos indebidos (113.2 mdp), contratación de personal no acreditado (1.8 mdp) e irregularidades en la compra de los equipos eléctricos, plomería especial, aire acondicionado y suministro de perfiles estructurales (7.5 mdp).

Fuente: Sin Embargo