Paulina RosalesMichigan, EnviadaDesde Michigan, Estados Unidos, hasta El Pocito (localidad en el municipio de Jalpan de Serra), en Querétaro, hay más de 3 mil 200 kilómetros de distancia.Braulio Monrroy, sus cinco hijos y su esposa Heriberta, recorren este camino como parte de su regreso a México en la Caravana del Migrante, que concluyó su trayecto la noche del 14 de diciembre. Sin embargo, para llegar al rancho El Pocito y visitar a su familia, aún quedan alrededor de dos horas de camino desde Jalpan de Serra. Es decir, 69 kilómetros aproximadamente.Para llegar a esta localidad hay que tomar la autopista en dirección a San Luis Potosí y subir la montaña por una carretera que apenas construyeron hace algunos años.Braulio fue el primero de los ocho hijos que María Elena y Flavio, sus padres, tuvieron en El Pocito, donde el único medio de transporte era caminar entre las veredas del cerro.Caminos complicados. Entre los años 1979 a 1981, para comprar la despensa, la familia Monrroy tenía pocas opciones: caminar entre cuatro y cinco horas hasta Valle Verde o caminar hasta San Luis Potosí y llegar a la comunidad de Aquismón. El tiempo de recorrido, según Braulio, podía ser entre siete y ocho horas.“Todos esos años estaban complicados para toda la gente, y empezaron a emigrar. (…) Para sobrevivir teníamos que hacer la milpa, tener maíz y frijol porque no se podía acarrear de lejos, no había cómo”, cuenta Braulio.En ruta. El camino cuesta arriba continúa y en Valle Verde el paisaje comienza a vislumbrar casas estilo americano: techo de dos aguas que asemejan a chalets californianos. Mientras que en los últimos años se han edificado viviendas con este estilo, en contraste, el nivel de población en situación de pobreza alcanzó en el 2015 el 58.8% de la población en Jalpan de Serra.A esto se le suma el rezago educativo del municipio: 26.6% de la población en 2015, según la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol). Las casas estilo chalet californiano no sólo son visibles en Valle Verde. En El Pocito, la casa de los Monrroy también asemeja una vivienda americana. Paisano exitoso. Braulio es quien ha corrido con más suerte: no sólo genera empleos como contratista en Michigan, también en su lugar de origen mantiene cerca de 10 empleos.Esta tarde, María Elena recibe a su hijo con comida típica de la Sierra Gorda: tortillas hechas a mano, frijoles y salsa. Quedan algunas semanas para el regreso, pero la familia al fin ya está junta.  leer más
Source: El Gráfico

COMENTARIOS :D

COMENTARIOS :D

Loading...