A pesar de que la vulnerabilidad fue informada antes del anuncio, las compañías involucradas no han ofrecido una solución firme ante el problema.

Ningún sistema es lo suficientemente seguro para evitar ser vulnerado. Partiendo de esa base resulta más sencillo comprender cómo es que en los últimos años se ha incrementado el número de ataques informáticos a todo tipo de corporaciones e instituciones. A pesar de que existen hackers con malas intenciones, también hay quienes invierten su tiempo en descubrir fallas para prevenir ataques masivos, como afortunadamente ha ocurrido en el hecho que te contaremos a continuación.

Los hechos

Un grupo de investigadores de F-Secure descubrió una forma para robar datos encriptados en computadoras con Windows o macOS. Para lograrlo se han basado en un método muy común entre hackers, el “arranque frío”, que consiste en vulnerar el ordenador cuando se encuentra apagado, dado que resulta más sencillo burlar su seguridad en este estado. Su proceso consiste en extraer los datos que se almacenan en la memoria cuando el equipo no está en uso.

Si estás familiarizado con el funcionamiento de componentes de hardware seguramente estás pensando que esto no tiene sentido, y tienes razón, pues las memorias sobreescriben la información almacenada cuando se apaga el ordenador, evitando que se pueda robar información valiosa que se almacenó cuando el equipo estaba encendido.