• Bethany Rosser, de Inglaterra, aprendió de mala forma que seguir los consejos de internet no siempre es lo más acertado y tampoco seguro.

Quemaduras de tercer grado, ceguera en un ojo y otros efectos a largo plazo, tendrá que padecer una joven originaria de Inglaterra, después de seguir un consejo en internet que le recomendó usar el horno de microondas para cocinar huevos, los cuales terminaron explotando en su cara.

Bethany Roose todavía no sabe si la ceguera es temporal o permanente

La joven sufrió graves heridas por seguir un consejo de la web

Bethany Rosser, de 22 años, hizo lo que mucha personas acostumbran hoy en día: recurrió a la red para encontrar el método más rápido que le permitiera hervir los huevos y desayunar lo más pronto posible.

ADS

Así, encontró una página que le recomendaba usar el horno de microondas en lugar de la estufa.

Primero, debía retirar parte de la cáscara a los huevos, colocarlos en un recipiente con agua y algo muy importante, ponerles sal para evitar que explotaran. Finalmente, debía ponerlos a cocer por 6 minutos, a 900 watts de potencia.

Siguió todas las instrucciones y aun así ocurrió la tragedia

Bethany asegura que siguió las instrucciones al pie de la letra y cuando el tiempo se cumplió miró por el cristal sin observar nada extraño, sin embargo, cuando sacó el recipiente y se asomó a verlos directamente, los huevos explotaron y le salpicaron en la cara.

“…las instrucciones decían: dejar los huevos en el microondas entre seis y ocho minutos. Siendo prudente, esperé seis y los saqué. Cuando miré dentro de la jarra para ver si los huevos estaban listos, me golpearon en la cara”.Bethany Rosser

Bethany cuenta que el dolor era insoportable, así que corrió a buscar agua fría y cuando comenzó a echársela en el rostro, sintió como partes de su piel se desprendían.

ADS
“Sentía que me estaban arrancando la piel, tenía mucho miedo. Nunca había estado tan asustada en mi vida, estaba temblando y llorando. El accidente fue, sin duda, el peor día de mi vida hasta la fecha”.Bethany Rosser

Minutos después fue llevada al hospital, donde le colocaron vendajes húmedos para tratar las quemaduras de tercer grado que se había provocado en el rostro, así como las severas lesiones en el ojo derecho, con el que no puede ver desde entonces.

“Mi ojo ha comenzado a abrirse y puedo ver, pero está muy borroso”.

Los médicos le han dicho que no tendrá cicatrices faciales, pero tendrá una decoloración en la piel a largo plazo. Aun no pueden determinar si los daños en su ojo serán temporales o permanentes.

“Nunca volveré a hervir huevos en el microondas y espero que nadie más lo haga”.

Después de esta horrible experiencia, la joven dice que ha conocido a varias personas con experiencias similares, como una prima y un amigo de la familia, a quienes afortunadamente no les pasó nada porque los huevos explotaron lejos de ellos.

sdp

Cinco remedios caseros para tratar el pie de atleta
Facebook Comments
ADS