Cigarrillos electrónicos tan peligrosos y adictivos que los regulares

Los cigarrillos electrónicos son dispositivos que funcionan a batería y están diseñados para producir un líquido que contiene un alto nivel de nicotina adictiva, saborizantes y otras sustancias químicas que al calentarse toma forma de aerosol que se inhala.

Los fabricantes de cigarrillos electrónicos no tienen la obligación de informar qué químicos contienen sus productos, de donde vienen, cómo se producen o cuál es el riesgo potencial para la salud.

VE ESTO: Próximo lunes: Paro del Transporte Público en el Edomex

Los cigarrillos electrónicos se conocen de varias maneras, como vapeadores, plumas vapeadoras, “mods”, “cloud pens”, inhaladores y pipas de agua electrónicas.

Se ofrecen en diferentes formatos y tamaños. Algunos solo pueden utilizarse una vez (desechables) y otros pueden recargarse con el líquido (llamado e-líquidos o “e-juice”).

Se asemejan a un cigarrillo regular o a una pluma de color. Tienen un depósito que puede almacenar grandes cantidades de e-líquidos.

Si bien existe un gran desconocimiento acerca de los cigarrillos electrónicos, además de información incorrecta, los investigadores y expertos del área de salud sí saben que los cigarrillos electrónicos no son ni seguros, ni buenos para la salud.

Los cigarrillos electrónicos contienen sustancias químicas dañinas. Algunos de los químicos tóxicos que tienen los cigarrillos regulares, como la nicotina, el formaldehído y el plomo, también están presentes en los cigarrillos electrónicos.

Si bien es posible que el nivel de estos químicos tóxicos sea menor en comparación con los cigarrillos regulares, continúan siendo dañinos y pueden provocar cáncer, defectos congénitos u otros problemas de salud.

El mito “solo vapor de agua”

Contrario al mito popular, los usuarios de cigarrillos electrónicos no inhalan o exhalan vapor de agua. Los cigarrillos electrónicos producen un aerosol que contamina el aire.

El aerosol es una combinación de nicotina, pequeñas partículas de metales y algunos de los mismos químicos tóxicos dañinos que contienen los cigarrillos de segunda mano.

Conclusión: Los cigarrillos electrónicos son la estrategia más reciente para lograr que la juventud y las personas jóvenes se hagan adictas. El objetivo es convertir el “hábito de fumar” en algo nuevamente aceptable en la sociedad.

Protégete a ti y a tus seres queridos:

  1. Llama al 1-800-45-NO-FUME para recibir consejos gratis sobre cómo liberarte de tu adicción a la nicotina.
  2. Llama a control de envenenamiento (1-800-222-1222) si sospechas que un niño ingirió un producto de un cigarrillo electrónico.
  3. Pídele a los demás que no utilicen cigarrillos electrónicos a tus alrededores.
  4. Solicítale a tu empleador que cree un reglamento prohibiendo el uso de cigarrillos electrónicos en tu trabajo.
  5. No permitas que se utilicen cigarrillos electrónicos en tu casa o automóvil.

CHECA ESTO:

EL ERROR QUE NO VISTE DURANTE EL FINAL DE ‘GAME OF THRONES’