La pandemia y las medidas de confinamiento están generando un creciente malestar anímico entre los mexicanos, según revela una encuesta nacional de El Financiero.

De acuerdo con el estudio, el porcentaje de entrevistados que describe su estado de ánimo como malo o muy malo ha aumentado en las últimas semanas, prácticamente duplicándose de 9 por ciento que se registró el 14 de marzo, a 18 por ciento el pasado 9 de mayo.

En comparación, el malestar físico ha sido más estable: el porcentaje que calificó como malo o muy malo su estado de salud fue 8 y 9 por ciento en esas mismas fechas. Los cambios en el malestar anímico han sido más marcados que los cambios en el malestar físico, de acuerdo con estos datos.

Además, mientras que la salud física afecta más claramente a los mexicanos de mayor edad, el malestar anímico está afectando principalmente a los mexicanos jóvenes. Según la encuesta, el porcentaje de entrevistados que describen su estado de ánimo como malo o muy malo alcanza 22 por ciento entre los mexicanos de 18 a 29 años, baja a 18 por ciento entre los de 30 a 49 años y hasta 15 por ciento entre los de 50 años o más. En otras palabras, el malestar anímico está un poco más extendido entre los jóvenes que entre los mayores.

En contraste, el sentido de malestar físico es apenas 4 por ciento entre los entrevistados de 18 a 29 años, sube a 9 por ciento entre los de 30 a 49 años y hasta 14 por ciento entre los de 50 años o más. Estos contrastes generacionales sugieren que los efectos psicológicos de la pandemia y del aislamiento social están teniendo un mayor peso entre los mexicanos jóvenes.

Facebook Comments.