Dos hombres murieron ayer acribillados a balazos y otro más resultó lesionado, cuando viajaban a bordo de un automóvil compacto sobre la Carretera Libre a Celaya, a la altura del fraccionamiento Fuentes de Balvanera, en las inmediaciones del municipio de Apaseo El Alto, Guanajuato. El crimen se registró a la altura del kilómetro 16, a un par de kilómetros del límite estatal con Querétaro.El ataque ocurrió cerca del mediodía, cuando el vehículo Chevy con placas de la Ciudad de México, era conducido en dirección a Querétaro y a bordo viajaban tres personas.Según señalaron autoridades, los tripulantes fueron interceptados por otro vehículo desde el cual comenzaron a dispararles en la parte de atrás y posteriormente desde el costado, por lo que los obligaron a que se orillaran.Los agresores habrían descendido de su auto y dispararon sus armas largas al parabrisas del Chevy, por lo que provocaron la muerte de los dos ocupantes de los asientos delanteros. Así también lesionaron al tercer ocupante, sin embargo, sin verificar el estado en que se encontraban las víctimas, los atacantes escaparon del sitio.La balacera fue reportada a los cuerpos de seguridad, por parte de automovilistas que pasaban por el sitio y se percataron del ataque. Al sitio acudieron elementos de la Policía Municipal de Apaseo el Alto y el Grande, así como elementos de la Policía Federal.Cuando las autoridades y cuerpos de emergencia arribaron al sitio de la agresión, encontraron herido, pero con vida a uno de los ocupantes del Chevy, por lo que se le trasladó a un hospital. Los otros dos hombres ya no contaban con signos vitales.La zona del doble homicidio fue resguardada y se le dio aviso a la Procuraduría General del Estado de Guanajuato, instancia que desplegó agentes ministeriales y peritos para procesar la escena y levantar los cuerpos de las víctimas.Hasta ayer no se había dado a conocer mayor detalle de la agresión o de la identidad de las personas que fallecieron en el sitio.  leer más
Source: El Gráfico

COMENTARIOS :D

COMENTARIOS :D

Loading...